Como y cuando adelantar a ciclistas

Todas las personas que disponemos de permiso de conducir nos hemos encontrado alguna vez en la situación de tener que adelantar a ciclistas que de no hacerlo nos impiden continuar a la velocidad que llevamos, suponiendo un estorbo que en ocasiones puede ser bastante frustrante.
En dicha situación, a muchas personas les resulta bastante complicado mantener la calma, y por ello es frecuente toparse con fuertes encontronazos entre ciclistas y conductores en la calzada.
Pero, si las bicicletas tienen completamente permitido circular por carretera,

 

¿Por qué no se debe adelantar a ciclistas como al resto de vehículos?

 

Desde Torcal damos la respuesta. Además de la evidencia de su ausencia de motor, los ciclistas poseen una protección bastante inferior en comparación con otros vehículos como coches, autobuses o camiones, por lo que diferentes normativas las consideran como colectivo vulnerable.
Es por ello que el Reglamento General de Circulación se ha encargado de regular, desde hace muchos años, tanto la manera en la que deben circular las bicicletas, como el comportamiento que deben adoptar los ciclistas fuera y también dentro de las ciudades y poblados.
De igual manera, sigue habiendo una gran cantidad de accidentes entre ciclistas y conductores, provocados la gran mayoría por la falta de conocimiento del reglamento. Por desgracia, en muchos casos se producen víctimas mortales.

 

¿Cuál es la situación más peligrosa al adelantar a ciclistas?

 

Según las estadísticas y los datos existentes, los actos más peligrosos se dan en carreteras convencionales con línea continua y un carril por sentido, cuando un vehículo se encuentra con un ciclista delante y se dispone a rebasarlo.
Pero, si me encuentro esta hipotética situación, ¿Puedo adelantar a ciclistas? En el caso de que la respuesta sea sí, ¿Cómo debería realizar el adelantamiento?
Con respecto a la primera pregunta, la respuesta resulta afirmativa. Se puede adelantar a pesar de la existencia de una línea continua, siempre y cuando se cumplan las normas. Por otro lado, la respuesta a la segunda cuestión se resume en respetar una distancia lateral de 1,50 metros a la hora del adelantamiento.

El artículo 85 del Reglamento General de Circulación enumera los pasos a seguir para llevar a cabo el rebasamiento de manera óptima y segura para todos los implicados:

Reducir la velocidad de manera prudente y segura antes de adelantar a ciclistas, hasta situarnos detrás de ellos, siempre y cuando no afecte a los demás usuarios de la vía,. Es decir, debemos tener en cuenta que nuestro adelantamiento no puede suponer problemas a otros conductores ni que estos tengan que modificar sus acciones. Por otro lado, es importante saber que si a la hora de iniciar el adelantamiento nos damos cuenta de que no se puede finalizar sin que haya ningún tipo de problema, debemos rectificar rápidamente y reducir la velocidad para volver a nuestra ubicación de partida.

Comprobar de manera previa que en dicho tramo están permitidos los adelantamientos. De lo contrario, la norma nos prohíbe llevar a cabo cualquier tipo de rebasamiento.

• Resulta de vital importancia asegurarnos de que no viene otro vehículo por el carril contrario al adelantar a ciclistas, ya que seguramente debamos invadir parcial o totalmente el carril contrario para realizar el adelantamiento garantizando la distancia lateral de 1,5 metros con el ciclista o grupo de ciclistas.

Señalizar durante todo el proceso de manera adecuada, para que los demás usuarios de la carretera puedan estar al tanto del movimiento que vamos a realizar.

Esperamos que este artículo le haya servido de ayuda, y por supuesto… ¡Aplique el reglamento cuando vaya a adelantar a ciclistas!, pudiendo evitar de esta forma desgracias mayores, tanto para ti mismo como para los demás usuarios.

Para obtener cualquier otro tipo de información, ¡no dudes en contar con nosotros!