Los usos ocultos de tus llaves del coche

Para todas aquellas personas que de manera rutinaria utilizan su vehículo para movilizarse, las llaves del coche se incluyen en esa lista de objetos que no pueden faltar en nuestros bolsillos, bolsos o mochilas, y que día a día nos acompañan sin cesar.

Junto con otros elementos como el teléfono móvil, las llaves de casa o la cartera, los conductores portan de manera constante las llaves del coche. Pero, ¿Solamente se utilizan para abrir, arrancar y cerrar el coche? La respuesta, aunque la mayoría de las personas la desconocen, es no. Existen otras acciones que las llaves te permiten realizar de manera bastante sencilla y eficaz. Desde Torcal te ayudamos a conocerlas.

 

Entonces, ¿Qué otros usos tienen las llaves del coche?

 

En tiempos antiguos, la llave únicamente estaba formada por un trozo de metal unido a algún elemento para sostenerla. Una de las primeras funciones que se añadió a las llaves del coche fue la de guardar el espadín de la llave, resultado más cómodas a la hora de guardarlas y portarlas. Además, con el paso del tiempo y el avance de las tecnologías, fueron implantando sistemas con botones que funcionan a distancia, y poco a poco se instalaron ciertas funciones para mejorar el rendimiento.

Dichos botones, como todo el mundo sabe, abren y bloquean las puertas del vehículo sin necesidad de introducir la llave en la ranura. Incluso algunas incluyen un botón que permite abrir el maletero sin necesidad de abrir las puertas, entre otras funciones.

 

Pero, ¿Cuáles son los usos de las llaves del coche que la gente no conoce?

 

Efectivamente. Como bien hemos señalado en el título, la mayoría de los mandos de hoy día permiten realizar una serie de acciones que mucha gente no sabe y pueden resultar de gran utilidad para los dueños de los vehículos. A continuación os dejamos algunos de los usos de las llaves del coche que el periódico “El Economista” enumera en uno de sus artículos:

Abrir y cerrar las ventanas del coche a distancia: Muchas llaves del coche permiten llevar a cabo esta acción únicamente sosteniendo durante unos segundos, en cada caso, los botones de abrir y cerrar. De esta manera si se te has descuidado y has olvidado cerrar las ventanas, no tienes que volver al vehículo para cerrarlas.

Abrir únicamente la puerta del conductor: Para ello, prueba pulsando al mismo tiempo los botones de abrir y cerrar. Si realizas esta acción, las demás puertas del vehículo quedaran bloqueadas, permitiendo únicamente ingresar al vehículo por la puerta del conductor.

Activar luces intermitentes: Si presionas dos veces el botón de desbloqueo de las llaves del coche, los intermitentes de tu vehículo parpadearán, pudiendo encontrarlo fácilmente en parkings o lugares abarrotados. Este hecho puede ser más útil de lo que parece, ya que seguro que en algún momento de tu vida como conductor has olvidado el sitio exacto donde habías estacionado tu vehículo.

Activar el modo pánico: Los modelos más avanzados, poseen un botón de pánico, que al ser presionado activa la alarma del vehículo. Esto puede resultar muy útil en caso de observar un posible robo a distancia, de igual manera que puede servirnos para encontrar nuestro coche en sitios con saturación de vehículos.

Esperamos que este artículo le haya sido de utilidad, y pueda utilizar estos “trucos” en algún momento de su vida. Comparte esta publicación con tu círculo cercano… ¡Quién sabe si en un futuro le salvas de un apuro!

Si estás interesad@ en obtener cualquier otro tipo de información relacionada con la obtención de permisos o cursos formativos, no dudes en acudir a nosotros, estaremos encantados de resolver tus cuestiones.

¡Hasta pronto conductores!