Las mascotas y la seguridad vial

Si tienes un animal de compañía, debes cumplir una serie de responsabilidades entre las que se encuentran aquellas normas relacionadas con la seguridad vial.

Transportar a tu mascota supone una serie de requisitos extras que se deben tener en cuenta, fomentando una mayor seguridad propia y del resto de la sociedad. Los dueños son los responsables de su comportamiento, por lo que si no puedes cuidar a tu mascota adecuadamente, debes buscar a alguien que se haga cargo y sea capaz de respetar la normativa.

 

Normas a tener en cuenta con tus mascotas

 

A continuación, facilitamos un listado de las normas básicas a tener en cuenta sobre tu mascota.

  • Instalar un separador en el interior del vehículo. Con el fin de que el animal no pueda suponer molestias o distracciones. Es común que los conductores vivan situaciones de riesgo por no llevar a las mascotas bien sujetas.
  • Siempre debes atar a tu mascota en zonas peatonales, ya que es difícil prever las reacciones imprevisibles de un animal.

  • Debes cruzar por sitios autorizados, es decir, por aquellos sitios por los que puede ir el peatón de normal.
  • Llevar bozal. Los perros catalogados como PPP deben portar bozal
  • Debes portar la documentación en regla. Siempre deben ir perfectamente identificados, con su cartilla sanitaria, chip identificativo, seguro de responsabilidad civil y licencia administrativa en los casos necesarios.

 

A la hora de transportar a mis mascotas, ¿Cómo debo hacerlo?

 

Cuando por diversos motivos debas transportar a tus mascotas en algún vehículo, debe tener en cuenta una serie de indicaciones, propuestas por la DGT y publicadas por el periódico “Heraldo” en uno de sus artículos.

  • Siempre debe ir correctamente sujeto al vehículo, evitando que interfieran en la conducción. Además, en caso de accidente, un animal suelto puede salir despedido si no va sujeto.
  • El animal debe ir en los asientos de atrás, consiguiendo así la separación con el conductor gracias al separador.
  • Se deben realizar pausas frecuentes, para que el animal pueda hacer sus necesidades y no sufra situaciones demasiado agobiantes.
  • Nunca dejes sola a tu mascota en el vehículo. Las temperaturas en el interior aumentan rápidamente y son un gran peligro.

Esperamos que esta publicación haya resultado de utilidad. Y recuerda, si tienes una mascota asume las responsabilidades que ello conlleva. ¡Comparte a los enamorados de los animales!

Para leer otros artículos de interés relacionados con el mundo del motor, puedes consultar nuestro blog.